Haga click en la imagen y descargue el archivo 


Powered by Joomla! Design by MiWebPropia.com


¿Qué es la enfermedad de Parkinson? PDF Imprimir E-mail
Lunes, 16 de Mayo de 2011 03:18

¿Qué es la enfermedad de Parkinson?

Circuitos

Corteza-ganglios basales-tálamo-corteza. (Adaptado de Singer. Neurobiología Tourette's Syndrome. En Jankovic J. ed. Tourette Syndrome, Neurologic Clinics Philadelphia. WB Saunders,1997).

Es una enfermedad del sistema nervioso, neurológica, degenerativa, crónica y progresiva. Afecta a aquellas zonas del cerebro que se encargan del control y la coordinación del movimiento, del tono muscular y la postura. Está caracterizada por temblor el cual es máximo durante el reposo, retropulsión (tendencia a caerse hacia atrás), rigidez, postura estática, lentitud de los movimientos voluntarios, y expresión facial en máscara. Las características patológicas incluyen pérdida de las neuronas que contienen melanina de la sustancia nigra y de otros núcleos pigmentados del tallo cerebral y puede también encontrarse en una condición relacionada caracterizada por demencia en combinación con grados variables de parkinsonismo.

¿Cuáles son sus causas?

Degeneración de las neuronas de una zona del cerebro, llamada sustancia negra del mesencéfalo (ganglios basales y área extrapiramidal.

Disminución de un neutrotransmisor, “Dopamina”, que hace que las personas que la padecen no sean capaces de dirigir y controlar adecuadamente sus movimientos.

La causa de esta degeneración se desconoce en la actualidad aunque se investiga de forma activa para encontrarla.

Algunos autores creen que existe un cierto patrón hereditario, otros creen que su origen está en la presencia de tóxicos externos, traumatismo craneoencefálico anterior, alteración metabólica degenerativa.

¿A quién suele afectar?

La aparición de esta enfermedad es independiente del sexo y de factores sociales, económicos y geográficos. Pero sí está relacionada con la edad de la persona, de manera que suele comenzar en torno a los 50 y 65 años, aumentando la probabilidad y el número de casos entre los 70 y 80 años.

 

¿Qué síntomas pueden estar presentes en la enfermedad de Parkinson?

La enfermedad suele iniciarse de forma sutil y paulatina, por lo que es muy importante en estos momentos el papel de la familia, amigos, vecinos, etc., para detectar o sospechar que algo puede estar pasando. Ellos son los primeros que pueden darse cuenta de algunos o todos los síntomas que presente la persona.

Temblores: en las manos, los brazos, las piernas, la mandíbula y la cara. Es el síntoma más conocido. Son más evidentes cuando está relajado, disminuyen cuando se realizan movimientos voluntarios y se incrementa su intensidad cuando la persona se activa emocionalmente. Estos temblores pueden tener diferentes intensidades. Puede llegar a interferir en la realización de actividades de la vida diaria. No en todas las personas con enfermedad de Parkinson están presentes los temblores.

Rigidez muscular en las extremidades y el tronco: hipertonía muscular, resistencia o falta de flexibilidad para mover pasivamente las extremidades

Bradicinesia o lentitud de movimiento: lentitud al iniciar el movimiento, inexpresión facial, lentitud y torpeza en la realización de movimientos involuntarios (parpadear, tragar, balancear los brazos al caminar) y voluntarios (vestirse, levantarse de una silla, escribir). La progresión de este síntoma finaliza en la falta de movimiento

Inestabilidad de la postura: suelen presentar una inclinación del tronco y la cabeza hacia delante, los codos y rodillas están encogidos. Suelen presentar postura encorvada.

Trastornos del equilibrio y la marcha, se pueden producir caídas. La marcha se realiza a pequeños pasos, donde pueden aparecer episodios de bloqueo (se produce una sensación de que los pies se pegan al suelo) y también se puede marcha con pasos cortos y rápidos (festinación). Tienen dificultades para andar (p.ej., les cuesta empezar a andar, muestran poca estabilidad cuando están parados). Reflejos alterados.

Dificultad para mantener la boca cerrada.

Acatisia, muestran incapacidad de estar sentado sin moverse.

Hipocinesia, falta de movimientos.

Si un movimiento no se termina tiene dificultades para reiniciarlo, o terminarlo.

Movimiento de los dedos como si estuvieran contando dinero.

Voz de tono bajo, y monótona.

En ocasiones está presente ceterioro cognitivo.

Escritura: pequeña e ilegible.

Depresión: tendencia a experimentar episodios de depresión. Es un problema común.
Puede aparecer en fases tempranas de la enfermedad. Puede tratarse eficazmente
con medicamentos antidepresivos.

Ansiedad.

Estreñimiento.

Incontinencia urinaria.

Dificultad para masticar y tragar. Esto puede provocar una producción excesiva de saliva.

Problemas para dormir.

Estos síntomas pueden aparecer aislados o combinados, pueden ser más frecuentes en una parte del cuerpo determinada y, alguno de ellos puede predominar por encima de los otros. Además, hay que tener en cuenta que los síntomas varían de una persona a otra.

 

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico en las primeras fases es bastante difícil ya que los síntomas pueden ser muy sutiles, leves, poco específicos y confusos. En algunos casos los síntomas pueden confundirse con otros trastornos, por lo que hay que diferenciar bien los síntomas de otras enfermedades.

 

¿Qué pronóstico tiene la enfermedad de Parkinson?

Si la enfermedad no es tratada provoca dependencia e incapacidad en la persona que la padece y puede conducirle a una muerte prematura.

Cuando la enfermedad es tratada se produce una mejoría de los síntomas que variará en función de la tolerancia a los diferentes tratamientos y a la eficacia de cada uno de ellos.

 

Pueden surgir problemas en el tratamiento como:

Movimientos involuntarios

Nauseas o vómitos

Sequedad de mucosas

Cambios en comportamiento

Desorientación o confusión mental

Alucinaciones

Perdida de funciones mentales

 

¿Cómo es la evolución de esta enfermedad?

Esta enfermedad afecta de forma diferente en cada persona. En la mayoría de los casos se produce una progresión lenta, lo que implica que durante los primeros años la interferencia de ésta con la vida diaria de la persona que la padece es mínima. Incluso algunos síntomas se mantienen estables durante períodos largos de tiempo. No obstante, en otras ocasiones puede evolucionar más rápidamente.

Para conseguir que las personas con esta enfermedad lleven una vida lo más independiente y activa posible, teniendo en cuenta las limitaciones derivadas de la misma, es importante la utilización de los medicamentos adecuados para el control de sus síntomas en función de la fase en la que se encuentre, así como también la aceptación y adaptación a la enfermedad.

 

¿Qué tratamientos requiere la Enfermedad de Parkinson?

En la actualidad la enfermedad de Parkinson todavía no tiene cura, no obstante se pueden poner en marcha diferentes tipos de tratamientos que conduzcan a un buen control de los síntomas y a una mejor calidad de vida de la persona que la padece.

Farmacológico:

En la actualidad esta enfermedad puede ser controlada y tratada eficazmente a través del uso de medicamentos útiles para el control de la mayor parte de los síntomas aunque no se elimine la causa.

De todas formas es importante tener en cuenta que cada enfermo de Parkinson va a precisar un tratamiento farmacológico individualizado, en función de los síntomas que presente en cada fase de la enfermedad; no existe un tratamiento estándar que se pueda generalizar por igual a todos los enfermos afectados de Parkinson. Cada persona con esta enfermedad presenta unas características distintas que además varían en función de la evolución de la enfermedad por lo que se deberá adecuar el tratamiento farmacológico continuamente.

Existen varios grupos de medicamentos útiles en el tratamiento de esta enfermedad.

Anticolinérgicos:

Se utilizaban de forma prioritaria hasta que aparece la Levodopa.

Alivian el temblor y la rigidez.

Reducen el exceso de producción de saliva.

Tienen un efecto menor sobre la lentitud de los movimientos.

Especialmente útil en el parkinsonismo inducido por drogas.

Efectos secundarios más frecuentes: Sequedad de boca | Estreñimiento | Visión borrosa | Trastornos de memoria | Cambios en la actividad mental | Retención de orina | Alucinaciones | Confusión

Amantadina:

Se utiliza para tratar el temblor.

A menudo se toma sólo en las etapas iniciales de la enfermedad o junto con medicamentos anticolinérgicos o con la levodopa.

Levodopa:

También se llama L-dopa.

Es una sustancia precursora de la dopamina

Es el fármaco mas eficaz utilizado para el control de la enfermedad.

Mejora positivamente la calidad de vida de la persona con enfermedad de Parkinson.

Produce una mejora en todos los síntomas de la enfermedad (especialmente en lo que se refiere a la bradicinesia y la rigidez muscular), aunque es menos eficaz para controlar los temblores, los problemas de equlibrioy las alteraciones de la postura.

No obstante es importante tener en cuenta algunos aspectos relacionados con la administración de este fármaco y la alimentación de estas personas:

Este fármaco se absorbe en el intestino por lo que es necesario no tomarla junto a las comidas ya que su efecto puede verse disminuido. No obstante en caso de que esto provoque consecuencias negativas (p.ej., nauseas) en la persona será preferible su ingestión junto con la comida.

Es incompatible con las proteínas que contienen los alimentos (carne, pescado, huevos, leche, queso, etc.) ya que ambos utilizan el intestino como vía de absorción, afectando al nivel de levodopa que pasa a sangre. En los momentos del día en los que se desee tener una buena movilidad (durante el día) es preferible consumir una dieta baja en proteínas y dejar su consumo para otro momento del día (por la noche, por ejemplo).

 

Agonistas dopaminérgicos:

El más conocido y utilizado es la bromocriptina (Parlodel).
Imita el papel de la dopamina, el cerebro hace que las neuronas reaccionen de la misma forma que lo harían ante dicha sustancia.

Efectos secundarios: náuseas | estreñimiento | hipotensión arterial ocasional | paranoia | alucinaciones | confusión | discinesias | vómitos.

Si se utiliza junto con la levodopa permite reducir la gravedad de los efectos secundarios de ésta y es un buen complemento de su efecto.

Se puede utilizar en las fases iniciales de la enfermedad o iniciarse posteriormente

Suele ser menos eficaces que la levodopa en controlar la rigidez y la bradicinesia.

Selegilina:

También se conoce como deprenil.

Posible efecto en el retraso de la evolución de la enfermedad.

Retrasa hasta un año o más la necesidad de utilizar la levodopa.

Control de la nutrición en cada etapa de la enfermedad y tener en cuenta que una dieta con niveles de proteínas muy elevados puede limitar la eficacia de la levodopa.

Realización de ejercicio físico

El ejercicio puede ayudar a estar personas a mejorar su movilidad. La realización de ejercicio físico en combinación con la medicación puede mejorar la calidad de vida de la persona con esta enfermedad. Estos ejercicios tendrán como objetivo fortalecer los músculos, mejorar el equilibrio, mejorar el habla y la deglución, el bienestar emocional. Los ejercicios no detienen la progresión de la enfermedad pero puede influir positivamente en una mayor autonomía por parte de estas personas.

Tratamiento psicológico y apoyo

Como por ejemplo grupos de apoyo a los que pueden acudir tanto las personas con enfermedad de Parkinson como sus familiares.

 

Sugerencias para la vida diaria

Existen pequeños trucos que le ayudarán a superar el “freezing” (sensación de quedarse pegado al piso) y a no caerse. Si arrastra los pies, trate de realizar pasos lo más largos posible, imaginando que tiene que superar un objeto en el camino, levantando bien la rodilla y apoyando primero el talón en el piso. Al mismo tiempo, balancee los brazos alternadamente, acompañando el brazo derecho y la pierna izquierda, luego el brazo izquierdo y la pierna derecha.

Para doblar, camine hacia delante, realice un semicírculo o un giro en “U”, evite girar rotando el cuerpo o cruzar una pierna sobre la otra.

Al vestir, elija ropa con cierre sencillo. Un calzador con mango largo le podrá ayudar a ponerse los zapatos. Si su equilibrio está comprometido, vístase sentado.

Estas indicaciones tienen por finalidad proveer de información general sobre la Enfermedad de Parkinson, no solo a quienes la padecen; sino también a sus familiares y personas que conviven con él.

No obstante su médico puede darle más detalle sobre su caso en particular y además aclararle las dudas que se le planteen luego de la lectura del mismo .

 

Fuente: Enfermedad de Parkinson: Esperanza en la Investigación. National Institute of Neurological Disorders and Stroke.